Kareen Hechenleitner es arquitecta y, si bien es oriunda de Valdivia, llegó a Santiago hace cinco años para hacer su práctica profesional. Hace poco más de un año llegó un nuevo integrante a su familia: Oliver, un tierno Bulldog francés, “que robó mi corazón”, nos cuenta.

“Empecé a ver que yo no era la única que sentía a su mascota como un integrante más de la familia, y que si bien el mercado de las mascotas había crecido mucho, habían muy pocos productos personalizados, lo que es mucho más difícil para los que no eran de raza o exóticos (cuyes, tortugas, peces, etc.) Además, para mí era mucho más atractivo tener algo con Oli, que algo con un perro parecido al él, por ejemplo. Es así como de las ganas de emprender algo propio e inspirada por mi nuevo compañero de vida, nació La Tiendita de Oli”, que en Facebook podemos ver que es ‘atendida por su propio dueño’, ya que Oli revisa pedidos, responde correos y hasta tiene un polerón promocionando su línea de artículos.

latienditadeoli

La Tiendita de Oli ofrece dos tipos de productos: porcelanas y telas, pintados a mano y 100% personalizados, “por lo que cada pieza es única e irrepetible”. Dentro de las porcelanas lo que más le piden son los tazones “donde he pintado de todo; perros de todo tipo, gatos, conejos, chinchillas, erizos y hasta tortugas! Y lo que me están pidiendo mucho ahora es que además de la mascota, pinte también a su o sus dueños, por lo que he hecho hermosas colecciones familiares para cada integrante”. Dentro de esta línea también tiene cerealeras y juegos de té, los que se personalizan según la creatividad de cada persona.

La inspiración nace gracias a la foto de la mascota que cada persona le entrega, a quienes también puede ilustrar con su nombre escrito, sus juguetes favoritos, ropa o lo que quieran. En dos a tres semanas, según los pedidos que tenga, Kareen entrega los productos.

La recepción, cuenta, ha sido súper buena. “Me llegan encargos todos los días, ¡y las personas después me mandan fotos tomando desayuno o en la oficina con sus tazones! Además, llegan muchos por recomendación de un amigo o por una foto que vieron en Facebook, lo que es super bueno, ya que no hay nada mejor que la publicidad de persona a persona. Significa que uno está haciendo bien las cosas!

Para el futuro, a Kareen le gustaría poder dedicarse sólo a La Tiendita de Oli: “tener una tienda propia e ir a trabajar con Oli a ella. Es mi sueño.

 

Deja una Respuesta